Thursday, October 4, 2018

Budin de leche condensada. Condensed milk coffee cake


Esta receta la saqué de entre tantas que los amigos comparten en FB. Un videíto. 
Le dí una oportunidad porque es súper fácil. Pero como imaginaba, al mezclar todos los ingredientes juntos, la consistencia es un poquito gomosa, para mi gusto. Si clickean la foto, verán que no hace mucha miga, es más compacta que un budín tradicional, con ingredientes ¨uno a uno¨. 

INGREDIENTES
4 huevos medianos
1 taza de harina
2 cucharitas de polvo para hornear
Un chorrito de esencia de vainilla
1 lata de leche condensada (375 gr o 400 gr)
especias para tortas, a gusto. Yo usé canela (cinnamon), cocoa, cardamom (cardamomo).
2 cucharadas gordas de manteca derretida

Mezclamos todos los ingredientes en la licuadora. Vertemos en un molde de budín engrasado y enharinado. Cocinamos por unos 45 min. a temperatura media. Yo diría que vean con cuidado la cocción, a mí se me pasó un poco. Tal vez les lleve un poco menos.
No la decoré con azúcar glaseada porque mi intención era ver cómo salía. La próxima tal vez le agregue ingredientes como nueces partidas (antes de verter), ralladura de naranja, licor.....

Sunday, June 10, 2018

Mermelada de cantaloupe y naranja


Este cantaloupe no había resultado muy dulce. Y en vez de tirarlo decidí hacer esta receta que no es popular, supongo que al cantaloupe (que es el melón de color naranja) no le han dado oportunidad.
Lo corté en cubitos, y lo puse en una cacerola con una taza de azúcar y canela (cinamon) a gusto. Le agregué una naranja cortada en cubitos, más ralladura de su piel. 
Se cocina despacito, a fuego bajo, revolviendo constantemente hasta que se ablande y tome la consistencia de las fotos.
Resultó delicioso. Yo lo como de a cucharadas pero se puede procesar hasta que quede más como mermelada.


Ensalada de broccoli crudo y manzana. Raw broccoli and apple salad


Esta ensalada la tomé de un video compartido en FB y como siempre, me quedo con la idea pero no suelo anotar el autor. De todos modos mi versión es distinta, ya que el original tiene cebollas, yogur, las manzanas no están peladas (no sé porqué las pelé, no hacía falta) y en vez de cajú tenía pecans o similar.
Es una opción riquísima para los días de calor, fácil y nutritiva.


Ingredientes: broccoli crudo cortado pequeño sin los tronquitos gruesos (dejamos un poco de los tiernos), cranberries disecados (raisins), zanahoria rallada, manzana roja cortada en cubitos, castañas de cajú. 
La última foto contiene los ingredientes sin el dressing aún.

El dressing (condimento): sour cream (crema ácida) mezclada con mayonesa, jugo de limón, sal y un poquito de azúcar.



Sunday, February 11, 2018

Budín de zucchini con pan


Esta receta es la primera vez que la hago y se me ocurrió luego de leer que algunos hacen el budín de pan en la licuadora.
Justamente yo uso pan de molde para hacer el budín de pan, y los bordes los guardo en el refrigerador para luego usarlos en albóndigas. 
Para un budín individual:
Corté un zucchini grande (calabacín) en trozos chicos. Los puse en la licuadora con un chorro de leche de almendras y dos huevos. Agregué queso rallado, sal, pimienta, dill weed (hojas secas y muy pequeñas de anís o hinojo), una cucharada de queso crema y los bordes de tal vez tres o cuatro tajadas de pan de molde.
Licué en una función gruesa. Hay que parar, revolver, y seguir licuando para que no se trabe la licuadora. Asegúrense que quede espeso y se vea la textura del zucchini.
Precalentar el horno.
Poner la mezcla en una fuente pequeña de horno, enmantecada, y cocinar a 450oF hasta que se vea la parte de arriba dorada y el budín esté firme.
Es muy rico y se hace en minutos.

NOTA. yo uso leche de almendras porque ya no compro leche de vaca, pero da lo mismo cualquier leche entera.


Tarta de col rizada. Kale pie


Es la primera vez que hago tarta de col rizada (kale) gracias a que mi hijo compró una bolsa enorme para mezclar con ensaladas y no llegó a comer más que un cuarto. 
No tengo una traducción precisa porque yo no conocía esta col en mi país, y para mí simplemente es kale. Les dejo aquí un post de ensalada de kale de años atrás, con una de mis fotos de la planta:


Esta tarta fue todo un hallazgo, nos ha gustado más que la de espinacas y la de acelga, porque tiene más sabor, además es más compacta, vean el corte:


Para una tarta de 20 cm necesitamos 3/4 de una bolsa grande de kale, 
tres huevos medianos, 
queso blando cortado, 
3 dientes de ajo, cebolla cortada pequeña, 
una cucharadas de queso crema o crema ácida,
sal y condimentos a gusto
una cucharada/s de aceite para rehogar
opcional: unas tiritas de ají morrón.
Una masa de tarta

Hervimos el kale cortado pequeño. lo exprimimos bien y lo picamos con cuchilla.
Rehogamos a fuego bajo la cebolla, el ají en el aceite, incorporamos el ajo picado a último momento para que no se queme.
Mezclamos las verduras con los tres huevos, el queso crema y el queso blando cortado en cubitos. Yo usé Muenster y Havarti.
Condimentamos.
Vertemos la mezcla en la masa de tarta (yo le doblo los bordes para que no se quemen. O pintar con huevo). Cocinamos a 450oF por unos 25min hasta que esté dorada y firme.



Sunday, November 26, 2017

Filet de pescado al horno con cebollas Teriyaki


Fotos de celular, y cocinando a las corridas, pero sano. La novedad luego de 7 años que empecé el blog, es que soy ABUELA. Nunca me imaginé, pensé que sucedería en diez años por adelante. Pero no, el destino quiso que mi hija mayor fuera mamá de un varoncito (precioso!) de un mes ya.
Mi vida transcurre entre el trabajo diario, el arte, y la cocina rápida. Pensaba si algún día postearé comiditas para bebés. No sé. 
Todo ha cambiado con respecto a cuando nacieron mis chicos y hay teorías muy ¨avanzadas¨ o así lo suponemos. No estoy segura si habrá un período de banana, manzana y zapallo pisados. 
Como sea, esta receta la improvisé. Es filet de pescado Swai pero obviamente otro pescado blanco estará bien. No lo haría con atún por ejemplo, para no cambiar su sabor peculiar.


Enmantecamos una fuentecita de horno y precalentamos el horno (importante) para que no se nos pegue el pescado. Ubicamos el pescado en dicha fuente, salpimentamos, y arriba ponemos rodajas gruesas de cebolla. Por encima, esparcimos salsa Teriyaki y con cuidado porque si se acumula no es tan rico el sabor. Agregamos una pizca de sal y hierbas varias con ajo (yo usé hierbas patagónicas de Argentina). A falta de esas hierbas, seamos creativos. Ajo, orégano, ají molido, etc.
Cocinamos por 20 minutos en horno a 450oF. Puede ser menos, dependiendo del tamaño del pescado.
Resultado, una delicia, las cebollas quedan con un gusto como acaramelado, el pescado no se seca porque está protegido por las cebollas. Sáquenlo con espátula.
Yo hice ensalada de lechuga pero un puré de papas sería más rico!


Sunday, September 24, 2017

Berenjenas Hasselback Provenzal de bajas calorías


Hubiera preferido que no fueran de bajas calorías y llenarlas de queso, pero a veces hay que cuidarse....
Estas berenjenas se hacen muy rápido y son deliciosas.
La salsa de pesto la tenía preparada en un frasco. Es perejil (parsley), albahaca (basil), aceite de oliva, ajo. Todo procesado.
Ponemos un foil de Aluminio en una fuente de horno. Sobre el foil, una o más berenjenas cortadas en rodajas pero no se debe llegar al fondo, es decir la berenjena queda armada
Entre medio agregamos rodajas de tomates. Sobre la berenjena, cubrimos con pesto a gusto. 
Precalentamos el horno.
Cerramos el foil y cocinamos hasta que las berenjenas estén blandas, dependiendo de la cantidad, podrían ser 20 min, media hora.
Por arriba le agregué un poco de queso rallado bajas calorías antes de servir.

Dip de ajíes rojos o salsa de ajíes amarillos dulces



Un poco confuso el nombre del post, sí? Todo comenzó con mi intento de hacer una variante de papas huancaina, allá por el 2010, debido a que no conseguí la salsa de ajíes amarillos peruana. 
Hace unas semanas, fui a un mercado mexicano y encontré la famosa salsa, hecha en México. Pregunté a la cajera si sería picante, y me dijo que no la había probado, pero seguramente sí. Más viniendo de México. 
Entonces no me atreví a comprarla y pensé en hacerla casera.
Lo que no sabía era que la salsa de ají amarillo en realidad se hace con ajíes rojos, pero no dulces, sino bien picantes. 
Entonces, luego de leer varias recetas, elegí una que es sencilla y adecuada a mi gusto de ajíes dulces. No por eso falta de sabor. Modestia aparte, quedó riquísima. Hice un poco para probar, y luego de comer varias cucharadas y probarla sobre crackers con queso, puse la salsa sobre pescado a la plancha.
Mis disculpas a los hermanos mexicanos y peruanos, porque es una versión libre.


Siguiendo la receta original, hervimos unos 15/20 minutos? ajíes dulces cortados en trozos, en agua y vinagre blanco. Esos 15 min. representan una pequeña cacerolita. 

Diría que la proporción, es 2/3 de agua, 1/3 de vinagre.
Luego debiéramos rehogar a fuego bajo cebollas blancas, digamos un cuarto menos en volumen que los ajíes. Más unos dientes de ajos.
Pero yo estaba apurada y pensando, después de todo es sólo para probar..... Así que agregué las cebollas a los ajíes ya hirviendo y ahí dejé todo hasta completar el ¨blanqueo¨.
Los ajíes escurridos, más las cebollas y ajos debieran ser procesados hasta dar textura de pasta o salsita, con un chorrito de aceite de oliva, sal, pimienta, semillas de coriandro.

Acá lo usé como condimento de ensalada de papas y remolachas, sin sal ni aceite.


Una vez escurridos en colador, puse los vegetales en la procesadora Ninja (licuadora ok) con un poquito de aceite de oliva, más ajo en polvo, coriandro (semillas secas de cilantro), sal, ajo en polvo, y turmeric o cúrcuma (mi especia preferida y de color amarillento).



Final feliz, resultó muy bien y ahora tengo que probar la versión con la cebolla y ajos rehogados aparte.

La salsa la guardé en un frasco hermético y sé que durará semanas en la heladera. Hay que revolverlo antes de usar porque un poco de líquido se separa.

Saturday, September 16, 2017

Tarta de cebollas caramelizadas y queso ricotta


Hacía mucho tiempo que no usaba ricotta en la cocina, y de pronto recordé una tarta riquísima que hacía en Buenos Aires, tricolor, la típica de calabacita (zapallo), espinaca y ricotta. 
Pero para ser más práctica, decidí probar una variante de la tarta de cebolla y queso (a veces con el agregado de jamón cocido o panceta), combinando la cebolla caramelizada con ricotta y otros quesos.

Para una tarta pequeña como la que ven abajo, usaríamos 
Una cebolla y media grande, de las blancas, cortada en trocitos
2 huevos
1 1/2 cucharada gordita de azúcar blanca
Un chorrito de aceto balsámico
Un chorrito de aceite de oliva
Sal a gusto, nuez moscada, pimienta
Un tarro chico de ricotta (dependiendo del queso que agreguen, podrá ser menos de un tarro)
Queso blando cortado en cubitos, cantidad necesaria. Yo usé Monterey Jack.
Una masa de tarta de 20 cm


Empezamos con las cebollas. Las ponemos en una sartén antiadherente, con un poco de aceite de oliva. Revolvemos, tapamos y cocinamos a fuego muy bajo, despacito que no se quemen. Cuidado con el aceite, no quieren freírlas...
Agregamos el azúcar. Seguimos revolviendo hasta que empieza a caramelizar, incorporamos un chorrito de balsámico que le da sabor y color. Seguimos cocinando con tapa unos minutos más.
Si ven que se pega, (no me sucedió) se agrega un poquito de agua.

Hay opiniones encontradas acerca de cómo debiera ser el color amarronado. Para mí, la cantidad de azúcar estuvo bien, no resultaron demasiado dulces. Y el color, no me ha quedado totalmente marrón, tal vez por el tiempo de cocción que se aconseja unos 40 minutos pero yo no puedo dedicarle tanto, ni quiero azúcar extra.


Mezclamos las cebollas con el resto de los ingredientes, vertemos en un molde de tarta y cocinamos hasta que esté dorada y firme.

Nota: las cebollas no se me quemaron, ni pegaron, ni me quedó líquido extra. Las cociné con tapa constantemente, excepto unos segundos que revolvía.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails