Saturday, March 11, 2017

Tarta de Zucchini (calabacines) bis. Zucchini pie


No estoy segura si he posteado la tarta o pie de zucchini antes, tantos años han pasado desde que comencé el blog.... No obstante a esta receta la llamo ¨bis¨ porque según me enseñó mi mamá, las verduras de las tartas van rehogadas. Sin embargo, ella no tenía un steamer para cocción al vapor, que a mi me resulta tan absolutamente práctico. El mío es de acero inoxidable, se abre como una flor, tiene unas patitas para apoyar dentro de una cacerola donde se pone un poco de agua. Dentro del vaporizador ponemos las verduras (entra una berenjena grande cortadita o dos zucchinis), tapamos y cocinamos al vapor por unos minutos.
Hemos de cuidar que los vegetales no se deshagan ni queden con agua. Con un poco de agua en la cacerola ya es suficiente, no dejemos que el agua sobrepase la superficie interna del vaporizador.
Así cocidas las comidas quedan más sanas, sin grasa y lo mejor, vean que el zucchini no pierde el color verde. Cuando rehogamos queda en parte tostado, y lo mismo pasa con las berenjenas.


La receta de tarta básica:
una masa de tarta (yo la compro) de unas 20¨,
dos zucchini cocidos al vapor, en rodajas
media cebolla y unas tiritas de ajíes rehogados en manteca vegetal (a éstos sí los rehogo)
Sal, pimienta, dill u hojitas secas de anís o hinojo. O estragón.
Queso fresco en cubitos (me refiero a algún queso que se derrita)
Dos o tres huevos
Un chorrito de crema de leche o unas cucharadas de crema ácida

Mezclamos los ingredientes, vertemos en la tarta cruda. Yo doblo el borde para que no se queme, pero también pueden dejarlo abierto y pintar con huevo.


Flan casero hecho con leche de coco


He comentado varias veces que mi hija menor es vegana y en casa si bien hay carne, huevos, pescado, pollo, más vegetales varios, la manteca que uso es vegetal y la leche de almendras, que también sirve para cocinar. 
Lo que he notado con la leche de almendras, en las tortas o coffee cakes es que la consistencia queda más disgregada y al cortar se producen muchas migas.
A falta de leche entera de vaca, según la receta básica de flan casero,  usé una lata de leche de coco, y quedó (modestia aparte) espectacular, porque la leche de coco es más densa, tiene más sabor y fíjense en la segunda foto, es la primera vez que no se me pega nada en el fondo del molde de siliconas.
Cabe aclarar que si bien uso molde de siliconas, a veces un poquito se pega, parcialmente.
Luego de varios años de flan casero y tortas invertidas con caramelo, he llegado a la conclusión que hay que desmoldar cuando están fríos pero no necesariamente con el frío máximo que alcanzamos con el refrigerador.
Vean el corte y comparen con la foto de la receta básica. Hemos perdido los grumos y las burbujitas de la textura, excepto en los bordes, pero es un placer cortar y que quede tan parejo.


Repito la receta entonces:

Caramelo de azúcar granulada blanca para el molde. Yo lo hago casero en lechera de teflón. Y que no se queme...
8 huevos grandes (en EEUU los grandes son los medianos de Argentina).
Un chorrito de vainillín, esencia de vainilla.
Una lata de leche de coco
Una lata de leche condensada. Esta vez compré dos chiquitas que equivalen a una taza común de leche de coco, cuidado con las proporciones.... 
Extra: unas dos cucharitas de cacao amargo

Muy sencillo, hacemos el caramelo y lo vertemos en el molde de flan (si es de siliconas o de teflón, mejor). Luego ponemos el resto de los ingredientes en la licuadora, y vertemos dentro del molde acaramelado. Cocinamos por, hmmmm tal vez 45 minutos a baño María, no olvidarse del baño María o de lo contrario se pegará irremediablemente.
Se darán cuenta cuando está listo, porque la superficie quedará ligeramente tostada. 
Dejamos enfriar sobre la mesada y luego ponemos en la heladera. Desmoldamos luego de largas horas, cuando estemos absolutamente seguros que no se romperá.
Servimos solo, o con crema de leche batida, o con dulce de leche.

Tuesday, January 17, 2017

Ensalada de naranjas plus


Esta ensalada la preparé hace un año atrás, tal vez más. La hice exclusivamente para el almuerzo de mi hijo, quien estos dos últimos años se hizo fan de las ensaladas, luego de ser ¨meat lover¨ por tantos años y comer carne con carne, a pesar de tantos consejos.
Una de las formas de ¨encariñar¨ a los chicos es preparar ensaladas con varios ingredientes de colores, y las naranjas orgánicas, en invierno, son deliciosas.


Esta ensalada tiene trocitos de naranjas Navel orgánicas, anis o finucho en rodajas finas (crudo), tomates, hojas de lechugas varias, avocado (palta), radicchio, semillas de girasol.
Todo condimentado con aceto balsámico, sal y aceite de oliva a gusto.


Monday, January 16, 2017

Guiso de bife y calabacita en crock pot. Bonus: Acompañamiento de berenjenas en salsa de tomate


Feliz año nuevo a los lectores del blog! Luego de las fiestas, comida sencilla y sabrosa también.
El plato de arriba está hecho en Crock Pot, o sea cocción lenta, con una duración de tres horas para dos comensales.

Los ingredientes:
Dos churrascos de colita de cuadril, de tamaño medio, al que les saqué toda la grasa y corté en cubitos.
Dos rodajas gruesas de calabacita (a no confundir con calabacines, me refiero al zapallo dulce con forma justamente de calabacita, en EEUU llamado butternut squash). Cortadas en cubitos más pequeños que la carne porque tardan más en cocinarse.
Media cebolla en rodajitas.
Ajo picado
Condimento caprese patagónico : me lo trajeron de Argentina, una delicia, digamos en términos generales, ají molido, mezcla de hierbas varias.
Sal
Romero fresco, unas hojas
Lemon Balm o melissa fresca, un par de hojas
Perejil fresco picado. 
Cuatro o cinco cucharadas de puré de tomate de lata

Ponemos todo en el recipiente y dejamos cocinar, mezclamos cada tanto. Recuerden que los sabores quedan enfatizados en la cocción lenta, la combinación con la calabacita dulce y el tomate queda deliciosa.



Otra receta que resultó muy bien. 
Usamos todos los mismos condimentos con excepción de la calabacita pero una berenjena (eggplant) grande en cubitos en vez de carne, y una papa cortada en cubitos bien chicos, más que la berenjena. En este punto daré un consejo.
Es mejor usar papas rojas o doradas porque son más blandas. Las papas tardan mucho en cocinarse en la Crock pot, para estos ingredientes y con las papas apenas duritas, me llevó tres horas.
Queda bastante condimentado porque el sabor picantito de la berenjena se enfatiza también.
Me encantó comer este side (acompañamiento) con arroz ¨blanco¨, cocido con un trocito de caldo de tomate.

Wednesday, December 14, 2016

Peras al vino tinto


Esta receta es la primera vez que la hago y tuvo un éxito fantástico, la elegí porque es vegan, especial para mis hijas, pero los carnívoros de la familia las devoraron por igual. 
Busqué varias recetas on line y algunas dicen de mezclar el vino con el agua, pues no, preferí usar el vino sin mezclar y fue mejor, porque tiene más ¨cuerpo¨.

Elegimos una pera por comensal, mínimo, deben estar firmes, no verdes, pero bien duritas.
Las pelamos y dejamos el cabito. 
Para seis peras, leí que era una taza de azúcar en la salsa, diría que no, 3/4 de taza estaría mejor, salió un poco más dulce que lo esperado.
Otra cuestión, algunos hierven la salsa primero, no hace falta.
Ponemos el vino tinto en una cacerola que quepan las peras. Para 6 peras me llevó casi una botella completa de 3/4. 
Agregamos el azúcar, luego especias: canela, cardamomo, jengibre (cinnamon, cardamom, ginger), clavo de olor o también puede ser anís estrellado, que luego retiraremos, más piel de naranja rallada (sin la parte blanca).

Revolvemos para mezclar y ubicamos las peras.
Hervimos con la cacerola tapada, al menos por un tiempo, tal vez unos 15 minutos o 20. Las peras tomarán el color del vino, cuando están de este color (pero aún firmes), las quitamos, y hervimos la salsa unos minutos más para terminar de formar el jarabe.
Las ponemos en la heladera, yo puse la salsa en una salserita, a temperatura ambiente.


Una vez frías, las podemos servir, acompañando si deseamos, con helado de vainilla o crema batida. La salsa la calentamos un poquito en el microondas.
Una excelente idea es guardarlas en frascos. De ser así, calculamos más vino para la salsa, para cubrir bien, las cortamos en cuartos o gajos y las ponemos con la salsa en un frasco esterilizado, hermético, en la heladera.
No es necesario hervir los frascos para esterilizar, si tienen lavavajilla, la temperatura de lavado es suficiente.


Sunday, December 4, 2016

Guiso de conejo al vino blanco. Rabbit stew with white wine


Recuerdo que hace años, cuando empecé el blog, posteé un guiso de conejo, y a falta de conejo, usé unas fotos de un libro. Pero este año, sorpresa! Encontré conejo (congelado) en uno de los supermercados locales, habría unos veinte, traídos exclusivamente para los festejos de Thanksgiving de inmigrantes. Porque no creo que a los norteamericanos se les ocurra hacerlo.

De hecho, mi hija menor es nacida en Argentina, pero educada en EEUU y le pareció un horror la idea, se puso a llorar preguntándome porqué había cocinado un ¨bunny¨. 
Una situación difícil, de muy mal humor intentamos explicarle que para lo que ella era un horror, para nosotros, que hemos sido criados en la ciudad y a la vez en granjas, no es nada raro, pero sí especial y que este plato nos traía muchos recuerdos.


Vamos a la receta entonces, para aquéllos que se animen. El conejo tiene un sabor muy suave, que recordaría al del pollo. Y la carne es igualmente blanca.
Este conejo vino totalmente limpio, sin la cabeza. Le saqué las costillas porque era pequeño y no había mucho para comer en ellas.
Para cortarlo, abrimos las patas (los cuartos) como si fuera un pollo. Cortamos en las coyunturas y ya tenemos 4 porciones. Luego el torso lo cortamos en tres. Separamos.

Pelamos y lavamos unas papas, cortamos en cubitos, las freimos sin cocinar totalmente en una cacerola en aceite vegetal.
Las quitamos y ponemos en un bol. En el mismo aceite, doramos las presas, con unos dientes de ajo enteros. Desechamos el aceite que seguramente habrá incorporado agua, especialmente si el conejo estuvo congelado.


Cortamos vegetales, acá vemos zanahorias, cebollas, ajíes, podemos agregar apio, y los rehogamos en el aceite que ha quedado limpio o lo reemplazamos. Podemos sacar el ajo entero y poner ajo picado, después de rehogar las verduras para que no se nos queme.
A continuación ponemos las papas, las presas doradas junto con los vegetales más hierbas aromáticas frescas (en lo posible). En la foto vemos melissa o lemon balm, orégano, laurel molido, romero.
Agregamos cantidad necesaria de agua, y uno o uno y medio cubitos de caldo de pollo con tomate, o pollo, o verduras. Más un buen chorro de vino blanco seco.
Terminamos de cocinar y a último momento agregamos las arvejas. Hmm, delicioso! 
Para los que quieran ver otra versión de guiso de conejo con habas (fava beans), acá les dejo el link:



Saturday, October 22, 2016

Champignones en escabeche. Marinated mushrooms


Como verán los amigos, estoy posteando más seguido pero aún sin tiempo para navegar y ver todas las recetas deliciosas.... Ésta es de Pamela, y les dejo acá el link:

Me resultó tan práctica y rica que la compartí con mis amigos y familiares en Buenos Aires, quienes están esperando más fotos.
Los ingredientes que usé:

Vino blanco argentino importado (no fue buena la calidad, pero OK para cocinar).
Aceite vegetal
Ajo
Laurel en polvo
Semillas de coriandro
Romero fresco
Sal de mar
 
Con respecto a la receta de Pamela, yo tengo algunos mínimos cambios:

Usé aceite vegetal, OK, sin problemas
Las cantidades de vino blanco y aceite, las puse ¨a ojo¨ para cubrir los champignones y que sobre para que queden cubiertos del líquido en el frasco. 50% y 50%.
El romero lo agregué un poquito antes de apagar el fuego.
Los champignones son Baby Portobello, de ahí el color marrón.
La foto a continuación la saqué con el celular, y se ve el tono verdoso. Eso es porque no tenía laurel en hojas sino en polvo, que me encanta y es mi nuevo comodín en la cocina.
No tengo pimienta en grano, debido a que en el Sur de CA las comidas son bien spicy, y en casa prefiero no usar picantes, no tengo el hábito, entonces reemplacé los granos de pimienta por coriandro, quedó muy bien
La cocción, creo que fueron 7 minutos de hervor, como estos champignones son un poquito más grandes, quedaron firmes de todos modos. 
Agregué ajo en láminas antes de envasar en un frasco hermético.
Dos bandejas de champignones y un cuarto me rindieron un frasco de esos de salsa de tomate (marinara, tuco) italianos.



El resultado, espectacular. Me preguntan mis amigos cuánto dura en la heladera, pues no lo sé, supongo que un par de semanas, pero nadie les daría tiempo a que se pasaran.... 
Son ideales para servirlos con una picadita (tapas).

Sopa de vegetales de tomates dorados en crock pot


Creo que el nombre de esta sopa está un tanto confuso. Porque sí es de vegetales y no de tomates precisamente, sino que yo he usado una lata de tomates golden (dorados) de sopa condensada para la cocción en crock pot. Para aquéllos que no posean esta cacerola, diría que cocinen a fuego sumamente bajo en forma tradicional, y con la olla tapada, revolviendo a menudo, aunque no puedo asegurar que el resultado sea el mismo.
Lo bueno de la crock pot es que los vegetales conservan su textura, siguen crujientes cuando están cocidos, el sabor es el original y no se necesita agua extra, porque la sopa condensada se completa con el vapor.
Cortamos vegetales varios, no recomiendo papas porque la cocción es más larga aún.
En la foto, tenemos zucchini, tomates, cebolla roja, apio, espinacas, kale. Para una cacerola pequeña, una lata de sopa condensada, sin agregar agua, ni sal, es suficiente.
El tiempo de cocción es de aproximadamente 3 horas. 



Tuesday, October 18, 2016

Empanaditas de manzanas


Esta receta es una variante de otra que ví on line, que no guardé pero recuerdo bien que las empanaditas se cocinaban al horno flotando en almíbar. Me pareció demasiado dulce y decidí hacer una versión súper fácil y que tuvo mucho éxito.

Pelamos manzanas (yo uso rojas, Deliciosas), las cortamos en gajos, los ponemos con ralladura de naranja y unas nueces o almendras picadas sobre las tapas de empanadas para horno.
Cerramos como bolsitas y cubrimos con más nueces o almendras, bien mezclados con azúcar, canela, manteca. Cocinamos al horno precalentado, 450oF en bandeja enmantecada unos minutos hasta que se doren.


Tengo que aclarar que tuve la mala idea de agregar más almendras a último momento, al no estar bien cubiertas de manteca y azúcar, se tostaron demasiado. No escatimen en estos ingredientes.....


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails