Sunday, January 31, 2021

Omelette de jamón distinto

 

Yo supongo que mucha gente sabe hacer omelettes, que es como una variante de la tortilla española, pero no siempre es así. Cuando como omelettes en restaurantes, siempre encuentro algún toque interesante. Por ejemplo, usar avocado (palta) o tomates, que en general no tengo en cuenta porque si el ¨relleno¨ del omelette es jugoso, puede que el huevo no se cocine bien.
Sin embargo, usando cebollín o ciboulette-cebolla de verdeo, (en vez de cebollas españolas que son jugosas), en combinación con tomates Roma sin la pulpa, se cocina sin problemas.
En este omelette no usé queso, para cortar calorías (me encanta el queso, pero las calorías....). Para dos huevos, puse dos fetas de jamón, medio tomate Roma y ciboulette todo cortado pequeño. Muy poca sal, porque ya el jamón es salado.
Qué es distinto aquí: inspirada en los huevos revueltos americanos (scrambled eggs), que llevan un chorrito de leche, batí muy bien los huevos con un chorrito de leche de almendras, hasta dejarlos bien espumosos. De ahí, se vuelca la mezcla en una sartén antiadherente, enmantecada. Inmediatamente arriba se ponen los ingredientes de relleno. Yo le doy una sola ¨solapa¨, o sea los doblo en dos, pero la mamá de una amiga, española, los solapaba en tres y le quedaban divinos.
La leche de almendras le dió un toque extra de sabor, se siente más liviano y suave. 
Las hojas que ven en la foto son de lemon balm o Melissa que tengo plantada en casa. Es muy rico sentir su sabor a limón.

NOTA: para evitar que se tueste más de lo necesario, se puede cocinar tapado, o sacar un poco antes de la sartén y si les gusta con el huevo coagulado, darle unos segundos de microondas una vez servido.

Berenjenas con tomates y miel (eggplant zaalouk)

 

Esta receta la encontré en Internet y el resultado me quedó distinto. La foto que ví on line se veía más como una salsa o guiso, con lo cual entiendo que tenía muchos más tomates.  Pero lo que me sorprendió fue el sabor. Exquisito. 
Yo sabía que la berenjena combinada con vegetales dulces queda muy bien, y de hecho mi tarta de berenjenas lleva zanahoria rallada o al menos en juliana fina.
Lo que nunca se me hubiera ocurrido es cocinarlas con miel! No pondré cantidades en los ingredientes, porque más o menos tomates le dará distinta textura. Sí debo aclarar que la receta original (llamada Eggplants Zaalouk y supongo que es de Marruecos), no pedía agua pero a mí se me secó y tuve que agregarle para la cocción. O sea, por falta de tomates seguramente. Sin embargo, es una berenjena por dos tomates medianos, les puedo asegurar que no se hace tanta salsa. Ya investigaré y agregaré más fotos si la mejoro.

INGREDIENTES:
1 berenjena china o italiana cortada en rodajas o cubitos
Tomates: cantidad a gusto
Ajo, mínimo un diente grande, o más, a gusto
Jugo de limón, de una rodaja al menos
Sal
Un chorro de miel de abejas, a gusto (probaría con miel de maple también para una versión vegana)
Paprika o pimentón dulce a gusto
Comino a gusto
Aceite de oliva, cantidad necesaria. Cuidado acá, las berenjenas absorben mucho el aceite, yo prefiero poner sólo un poco.
Perejil fresco. (Yo no tenía así que usé romero)

Así queda con dos tomates Roma y media berenjena china, que son las finitas y largas.

En una sartén antiadherente, poner el aceite de oliva a fuego bajo, rehogar rápidamente las berenjenas, el ajo, e immediatamente agregar los tomates y el resto de los ingredientes. 
Cocinar a fuego bajo, tapado, revolver, hasta que queden tiernas. Como decía, verificar que no se seque.
Yo las serví con arroz blanco, otro día con pescado a la plancha.

NOTA: en una ocasión, reemplacé el limón por un chorrito de vinagre de higo. Y quedó igualmente rico, el sabor ligeramente distinto.



Pan de arándanos

 

Esta receta es una adaptación del pan de cherries (cerezas) que lleva cerezas secas y menos agua de la que yo usé. También pide yogur y yo usé sour cream en vez, más puré de manzanas (apple sauce). El gajo de naranja fue idea mía y con gran éxito porque agrega un toque de sabor muy rico.

INGREDIENTES:
2 tazas de harina multipurpose (común)
1 cucharita de té (llena) de levadura seca
2 cucharitas de té de azúcar marrón (brown sugar) o azúcar rubia.
1 cucharita de té de sal, al ras
1 gajo de naranja, pelada. 
Ralladura de piel de naranja
Cardamomo (cardamom) a gusto
Arándanos frescos, un puñado (blueberries)
3 cucharadas de sour cream (la receta pide yogur griego)
Agua. Cantidad necesaria



Mezclamos los ingredientes secos en un bowl, agregamos el yogur o sour cream, luego los arándanos y el gajo de naranja licuados con agua (que no queden totalmente licuados, que se vea la textura) y los incorporamos a la mezcla. 
Aquí viene la parte en que no puedo especificar la cantidad de agua. Yo me pasé de lo que me hubiera permitido amasar el bollo, pero no es problema, porque lo hice como si fuera un balloon bread, o un pan sin amasar, y fue una excelente decisión porque vean qué aireado quedó.
Entonces, me quedó el bollo pegajoso. Se deja tapado con film en el bowl hasta que leve, no menos de dos horas. 
Luego o lo amasamos (si resulta con menos agua) o simplemente lo pasamos a otro bowl para horno, con parchment paper o papel de horno para que no se pegue.
Volvemos a dejar levar, unas dos horas más, tapado.
Precalentamos el horno 450oF. Nos aseguramos que esté caliente, porque así levará aún más dentro del horno y se mejorará la superficie del bollo, que de hecho me había quedado muy rústica.
Cocinamos por media hora, aproximadamente. Clavamos un palillo para asegurarnos que no está crudo en la base.

NOTA: las veces que hice previamente el pan sin amasar, solía poner una fuente con agua en el piso del horno, porque las recetas piden humedad durante la cocción. El problema es que la base no se  terminaba de cocinar. Esta vez no puse el medio húmedo y se cocinó a la perfección.


En esta foto pueden ver qué bien se aireó y los trocitos de naranja. El pan lo comimos en rodajas calentadas en tostador con sour cream.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails